El jugador. El sueño de un hombre ridículo

En existencia

MXN$  0
  • 9786079250515
  • Impreso
  • Editorial Parmenia
  • Reims ediciones
  • 2014
  • 168
  • 13.5 x 21 cm.
  • Libro
  • Castellano
Descripción

Detalles

A Fiódor Mijáilovich Dostoyevski (1821-1881) le bastaron sesenta años de existencia para vivir lo que un hombre de su tiempo no hubiera podido imaginar: la cercanía con la tuberculosis materna, el rigor del padre y la trágica muerte de éste; la milicia, la nobleza perdida y la prisión por su antizarismo; la condena a muerte, el indulto, la degradación militar y los trabajos forzados en Siberia; la viudez y la pobreza por su adicción al juego. De espíritu romántico y ánimo depresivo, estuvo acompañado siempre de una celebérrima epilepsia que le salvó de innumerables situaciones y con la que forjó un interesante andamiaje literario. Reconocido como impulsor del Realismo de mediados del siglo XIX, la temática de sus novelas se movió siempre alrededor de la esencia de lo humano y su constante aspiración a la libertad.
En El jugador, de 1866, tuvo la oportunidad de realizar una autointrospección y colocar la ruleta, que tantos giros dio a su vida, como protagonista en una historia donde los personajes dan cuenta del carácter de las clases acomodadas en una Rusia zarista muy asimilada a las formas europeas occidentales, a las que siempre aspiró la burguesía rusa.
En El sueño de un hombre ridículo, de 1877, utilizó el recurso de un narrador participante y protagonista que cuenta los pormenores de un sueño al que dio el significado de revelación. La soledad de este hombre, como la de todos los hombres, se enfrenta a los enigmas de la existencia y a la búsqueda de su sentido.
Dostoyevski desarrolló gran parte de las inquietudes filosóficas que siempre rondaron su conciencia. Encontró en los problemas de la ética, en las conductas morales y en los valores religiosos la explicación tanto a lo inasible de la felicidad y a la fragilidad de vivir la libertad como a la posibilidad de recuperarlas para festejar, al fin, la existencia, aunque en ello vaya la vida.
Es por las anteriores razones y por otras tantas más, uno de los escritores de mayor trascendencia no solamente en lengua eslava y del siglo antepasado; este escritor ruso es un pilar de la cultura occidental por su genio, su fuerza expresiva y su maestría para comprender y expresar lo humano.
Autor

Fiódor Mijáilovich Dostoyevski

Fiódor Mijáilovich Dostoyevski (1821-1881) le bastaron sesenta años de existencia para habitar en todas las vidas que un hombre de su tiempo no hubiera podido imaginar: la cercanía con el mal de su siglo en la tuberculosis materna; la sobrecarga del rigor del padre, el alcoholismo y la trágica muerte de éste. Metido a militar desde la ingeniería y renegado después de la milicia; heredero de título nobiliario, desposeído y reintegrado después a él. Prisionero por su liberal antizarismo, condenado a muerte, indultado al fin, degradado a soldado raso después de la condena a trabajos forzados en Siberia. Enamorado de la esposa de un gran amigo, viudo de ella más adelante; cristiano converso al nihilismo y al socialismo utópico, y de espíritu romántico y ánimo depresivo. Casado con la asistente a quien dictaba su obra, vivió una paternidad inicialmente frustrada que acentuó sus tendencias depresivas pero prohijó, más adelante, a quienes difícilmente mantenía por causa de las permanentes deudas causadas por su adicción al juego. Viajero incansable, contestatario, desterrado y repatriado intermitente. Todo ello, acompañado de una celebérrima epilepsia que le salvó de innumerables situaciones y con la que forjó un interesante andamiaje literario.
Aunque fue un escritor a destajo —El jugador, como algunos otros trabajos, lo escribió por obligado encargo en menos de un mes—, su pasión por el pensamiento y por las letras se manifestó en una genialidad que rebasó, desde su propia época, las fronteras del imperio ruso para llenar Europa y luego el mudo con su destreza narrativa y con las varias innovaciones que aportó a ese género.
Reconocido como impulsor del Realismo de mediados del siglo XIX, la temática de sus novelas se movió siempre alrededor de la esencia de lo humano y su constante aspiración a la libertad, lo que le obligaba llevar a sus personajes a situaciones límite para descubrir lo que más adelante fue bautizado como las pulsiones más íntimas del subconsciente.
Tabla de contenido

Tabla de contenido

Prólogo 7
El jugador 9
Capítulo I 11
Capítulo II 20
Capítulo III 25
Capítulo IV 30
Capítulo V 35
Capítulo VI 43
Capítulo VII 50
Capítulo VIII 57
Capítulo IX 64
Capítulo X 72
Capítulo XI 84
Capítulo XII 92
Capítulo XIII 103
Capítulo XIV 113
Capítulo XV 121
Capítulo XVI 130
Capítulo XVII 139
El sueño de un hombre ridículo 149
Relato fantástico I 151
II 156
III 158
Reseña Critica

Reseña Critica

Información no disponible.