El avaro. El médico a palos. Las preciosas ridículas.

El avaro. El médico a palos. Las preciosas ridículas.

Sensibilidad y pensamiento en la literatura universal. Cuatro milenios de expresión literaria.

Sensibilidad y pensamiento en la literatura universal. Cuatro milenios de expresión literaria.

Casa de muñecas. Un enemigo del pueblo.

$0.00
Disponible
SKU
9786079250102
DEMO
$0.00
A pesar del evidente sentido social que imprimió Ibsen (1828-1906) a sus dramas, nunca ha sido considerado como un dramaturgo cuya constante fuera la denuncia de las condiciones de la sociedad de la que formó parte, una sociedad extremadamente conservadora, rígida y severa, consecuente con las reglas “civilizadoras” impuestas por las élites de la época, influidas por las formas de vida busguesa inglesa, conocidas como victorianas, durante la segunda mitad del siglo XIX y las primeras décadas del XX, en que las relaciones de poder, como las de éstas y otras historias, estaban determinadas por la tensión entre los poderosos, los poseedores, y los siempre sometidos, los desposeídos.
Si en su época, no obstante lo anterior, Henrik Ibsen alcanzó celebridad, en la actualidad, ya bien entrado el siglo XXI, Casa de muñecas y Un enemigo del pueblo cobran aún mayor valor, toda vez que son expresión de problemas irresueltos, de conflictos que se repiten en los escenarios donde la manipulación del discurso, la doble moral y las cartas marcadas de los políticos, de los empresarios corruptos y de los medios de información colectivos, es decir, el poder –en cualquier lugar del planeta- convergen para proteger los supremos privilegios contra la amenaza de la conciencia colectiva.
Por la verosimilitud de sus personajes, por la sensibilidad con que son expuestas las historias, por el profundo sentido de dignidad humana que imprimió en su dramaturgia, Henrik Ibsen es uno de los máximos representantes del buen teatro europeo, acreedor indiscutible de varias generaciones de literatos en el mundo occidental.
Escribir su propia reseña
Está comentando:Casa de muñecas. Un enemigo del pueblo.